Por concluir trabajos de la celda 5 etapa 2 del relleno sanitario...

Por concluir trabajos de la celda 5 etapa 2 del relleno sanitario de Tuxtla Gutiérrez

418

• Quedan disponibles los espacios de las celdas 3, 4 y 7 que no han sido tocados en lo absoluto

Rosendo Chávez Bautista, Jefe de Servicios y Topografía del proyecto del relleno sanitario de Tuxtla Gutiérrez de la empresa Veolia, informó que se encuentra en un 50 por ciento los trabajos de acondicionamiento de la celda número 5, etapa 2, y se prevé que en poco más de un mes queden concluidos para poder disponer de este espacio.Reveló que el proceso ha sido muy laborioso, cuidando sobre todo la calidad de los trabajos para poder cumplir con las normas ambientales y con los estándares de calidad exigidos, ya que una vez finalizados serán sujetos a un proceso de certificación que permita empezar a disponer de dicha celda.

Explicó que esta celda, se unirá con las geomembranas, de las celdas 1, 2, 5 primera etapa y 6, que colindan con ella, con el propósito de ampliar más el espacio de disposición de esta celda que se encuentra en proceso de acondicionamiento, y una vez terminando con esto se abocarán a los trabajos de la celda 3, quedando disponibles también por ocupar las celdas 4 y 7.

“Nos quedan por ocupar a estas alturas tres celdas que no se han tocado en lo absoluto. Entonces en cuanto espacios creo que vamos más que sobrados, la vida útil de los espacios es mayor que la concesión” refirió.

Los trabajos de acondicionamiento actuales consisten en la colocación de materiales geosintéticos, con el propósito de proteger la geomembrana, hecho a base de un material de polietileno de alta densidad (HDP).

Lo que se coloca encima de ella es un geocompuesto, formado con dos capas geosintéticas, y en medio de estas se coloca bentonita, que tiene como función disminuir, mitigar y controlar al cien por ciento cualquier migración de lixiviados que pudiera darse al interior de la celda.

Con esto se evita la contaminación del suelo y los posibles mantos freáticos que pudiera haber, ya que este material al contacto con cualquier líquido, agua o lixiviado, se expande, se hincha y se sella en automático para tapar la fuga o ruptura que la membrana pudiera tener.

Debajo de este geocompuesto va otro material sintético que se llama geotextil de 400, porque es de 400 gramos por metro cuadrado, y el propósito es proteger el geocompuesto de materiales punzocortantes que pudieran existir al momento de ser colocados.